En los últimos diez años hemos sido testigos de una revolución en las comunicaciones a partir de la irrupción de lo digital, lo que también ha cambiado dramáticamente la forma en que las marcas invierten para conectar y relacionarse con sus potenciales consumidores.

Y este escenario tiene su correlato en la inversión en medios. Según el nuevo Pronóstico de Gastos en Publicidad de Zenith, este será el primer año en el que se gaste más dinero en publicidad en Internet que en televisión tradicional. Por primera vez, en 2017 la publicidad en internet superará los US$200 bn.

Antes las marcas definían un público objetivo, un mensaje y los mejores medios para alcanzarlo. Hoy, cuando no se trata solo de clientes, sino de audiencias, no basta con presentar y vender un producto. Se requiere generar una conversación interesante y sostenerla en el tiempo.

Vista el enlace Tormenta multicultural en Montreal.

Pero en este camino no todo es color rosa. Las audiencias y plataformas tienden a bloquear la publicidad tradicional: pasa en el email con sistemas de bloqueo, en televisión con el fast forward y en internet mediante el bloqueo de pop ups.

En este contexto, integrar mensajes al contenido editorial es una ventaja, permitiendo a una marca generar una conexión con segmentos específicos de clientes/audicencia en sus propios ámbitos de interés.

Desde el punto de vista de las ventas, este escenario resulta más desafiante para marcas, medios de comunicación y agencias. El equipo de ventas se convierte así en un equipo creativo, que necesita pensar cómo conectarse con el usuario en los distintos canales.

Esto implica además una gran responsabilidad. Y lograrlo implica una ecuación que suma el atractivo del público objetivo, soluciones 360º que lo cautiven en distintos momentos, así como contenido nativo que permita una diferenciación.

En un mercado en que las ideas serán cada más importantes, nuestra experiencia confirma el rol clave de las marcas en la creación de audiencias, y de sus equipos de medios y ventas en entenderlo.